¿Existen créditos rápidos sin intereses? Lista actualizada de préstamos gratis

Préstamos gratis sin interesesPréstamos e intereses son dos caras de una misma moneda que siempre hemos creído inseparables. Sin embargo, no hay que olvidar que los intereses son el precio que se recibe por un dinero a préstamo, y por tanto, como ocurriría en el caso de cualquier otro producto, cuánto más reducido sea este precio, más atractivo será para el consumidor la adquisición de dicho producto.

Hacerse atractivo al consumidor es, en definitiva, el origen de un producto financiero que a priori parecía impensable hace un tiempo: los créditos sin intereses

Con una competencia cada vez más feroz entre bancos y entidades financieras por atraer clientela, lanzar ofertas irresistibles que atraigan a posibles nuevos clientes es una manera muy eficiente de crear un primer vínculo de confianza y desarrollar una relación que pueda extenderse en el largo plazo.

¿De verdad existen los créditos sin intereses?

Esta es la primera pregunta que aparece en la mente de cualquiera cuando recibe la información de que hay entidades capaces de prestar dinero sin recibir nada a cambio.

Una reticencia más que lógica, ya que la figura del prestamista nunca se ha caracterizado por el altruismo, y, no nos engañemos, en este caso, tampoco es el deseo de ayudar lo que les mueve a lanzar dichas ofertas.

En buena parte esta falta de confianza viene dada por muchas empresas que, amparándose en una fachada atractiva, han creado una serie de productos, que luego tienen una serie de cargas ocultas en la letra pequeña del contrato.

Cuando las temidas comisiones aparecen –ya sea por costes de apertura, de cancelación, de estudio o cualquier otra razón- los clientes terminan por sentirse engañados, ya que lo que la publicidad había presentado como un producto altamente ventajoso, resulta no serlo tanto.

¿Significa esto que los créditos sin intereses son un engaño? En absoluto. Son reales y sin trampa, pero evidentemente, hay una razón para su existencia.

Por lo general, los créditos sin intereses se enmarcan dentro de la política de entidades financieras para aumentar su cuota de mercado, y estas operaciones tienen lugar bajo unas condiciones muy concretas.

El público objetivo de estas promociones es el colectivo de personas con un problema apremiante de liquidez que puede ser solucionado con cantidades pequeñas. A día de hoy son ya bastantes las entidades que en menos de 15 minutos hacen posible conseguir la concesión de un crédito al 0% TAE y por el que finalmente se termina devolviendo exactamente el mismo importe que fue prestado.

Conseguir dinero sin intereses

En definitiva, no hay ninguna trampa tras las ofertas de entidades que prestan dinero de forma gratuita. No hay letra pequeña ni comisiones ocultas. Simplemente hay una estrategia comercial que pretende que determinadas personas que tienen necesidades puntuales de dinero, puedan satisfacerla a través de su empresa en concreto, y como modo de lograrlo, ofrecen una promoción a la que resulta difícil resistirse.

Estos créditos suelen consistir en pequeñas cantidades de dinero (de ahí que popularmente sean conocidos como minicréditos), de no más de 500 euros, que resultan muy útiles para salir de algún apuro ocasional o para hacer frente a alguna situación que se presenta de forma excepcional. Y es que, aunque parezca paradójico, la excepcionalidad termina siendo parte de nuestra vida en un momento u otro, y de esa circunstancia es de donde tiene su razón de ser este producto.

Por eso los créditos sin intereses suelen reservarse como una promoción especial para nuevos clientes, ya que suponen un gancho de gran atractivo que permite ampliar los horizontes de negocio de la empresa. Ante el reclamo de una oferta tan tentadora, éstas empresas son contactadas por un elevado número de personas, muchas de las cuales se convertirán en clientes recurrentes cuando vuelvan a necesitar financiación.

Eso sí, desde el punto de vista del receptor del crédito hay que asegurarse de hacer bien las cosas para que lo que a priori es una magnífica oportunidad, no se convierta en un problema. Hay que tener en cuenta que la condición de gratuidad sólo se conservará si se devuelve el importe solicitado dentro del plazo acordado (casi nunca superior al mes), y que en caso de incumplirse dicha condición, habría que hacer frente a unos gastos bastante elevados. Por lo tanto, es necesario tener muy claro antes de solicitarlo, que el minicrédito va a poder ser devuelto sin ningún problema en el plazo previsto.

Préstamos al 0% de interes

Estas son, entre las empresas que ofertan este tipo de productos, algunas de las más destacadas y las condiciones que imponen a la hora de conceder estos créditos sin intereses:

 

OkMoney: en el caso de esta compañía, la cantidad máxima que se puede obtener es de 300 euros, y si se devuelve en un plazo máximo de 14 días, el crédito no acarreará ningún coste para el cliente. Eso sí, una vez pasado el plazo de devolución mencionado, se aplicarán unos intereses de 30 euros por cada 100 prestados a 30 días.

Solicitar crédito de Ok Money Más información

 

Creditomas: hasta 200 euros de crédito sin intereses ni comisiones se ponen a disposición de nuevos clientes aunque con la exigencia de presentar un justificante de ingresos. El plazo de devolución será de 30 días aunque es prorrogable a cambio de una cantidad que irá en proporción al importe del minicrédito.

Solicitar crédito de Créditomás Más información

 

Vivus: con un máximo de 300 euros para nuevos clientes (200 si el solicitante tiene entre 21 y 24 años de edad), Vivus es una de las compañías punteras en el sector de los créditos sin intereses al contar con la gran ventaja de no necesitar una nómina que avale el préstamo. Además, al igual que en el caso anterior, su plazo de devolución de hasta 30 días es ampliable si fuera necesario.

Solicitar crédito de Vivus Más información

 

Dispón: préstamo sin intereses de hasta 400 euros pero solo si devuelves el dinero antes de 10 días.

Solicitar crédito de Dispón Más información

 

Wonga: aunque no es totalmente gratuito, por tan solo 5 euros de intereses, nos permitirá obtener hasta 300 euros y devolverlo en un plazo de entre 60 y 75 días (Dependiendo de la oferta que tengan en este momento). Si el plazo de un mes no nos es suficiente, sin duda, es la opción recomendada.

Solicitar crédito de Wonga Más información

 

Tambien os recomedamos que visiteis Kredito24 (hasta 750 euros) y Sol Crédito (hasta 600 euros) porque a veces, en este momento no es así, tambien ofrecen el primer crédito sin intereses o con muy pocas comisiones.

Como puede comprobarse, opciones para conseguir un crédito sin intereses existen, y lo mejor es que son diversas y se adaptan a una buena variedad de situaciones. Aun así, siempre es recomendable, antes de lanzarse a pedir ningún crédito, informarse en profundidad y comparar entre todas las alternativas disponibles para elegir aquella que mejor se adapte a nuestras necesidades. Leer siempre la letra pequeña y discutir con un experto aquellas partes del contrato que no se entiendan, evitará sorpresas y hará más probable que nuestra experiencia con la entidad financiera sea satisfactoria.

¿Te ha resultado útil esta información?  Pulsa en las estrellas para valorar
Ferratum.es Quebueno.es
Si te ha resultado útil, !!!Compartelo!!!
 
 

Nuevo comentario

Utiliza este formulario para enviarnos tus comentarios o darnos tu opinión. Los comentarios y opiniones no son aprobados automáticamente y pasan por un proceso de revisión para garantizar la calidad de esta web.