Reunificación de deudas - Lista de Préstamos

Préstamos para agrupar y refinanciar otros préstamos en un solo pago

La reunificación de deudas consiste en unificar todos nuestros préstamos en uno solo. Además, con ello conseguimos unas condiciones de financiación mejores y un plazo de devolución mayor. Al reunificar y cancelar las otras deudas, pagaremos una única cuota mensual durante más tiempo, pero de un menor importe que la suma del resto de préstamos que teníamos anteriormente.

PréstamoImporte y plazoCondiciones
Préstamo para la reunificación de deudas sin hipoteca de Cashperplus2.000 €
6 meses
  • Sin hipoteca
  • Sin mandar documentación (Instantor)
  • Agilidad en la concesión
  • Fácil de conseguir
  • Sin nómina
  • No importa ASNEF
Ver
Préstamo para la reunificación de deudas sin hipoteca de Cofidis Crédito DIRECTO4.000 €
41 meses
  • Sin hipoteca
  • No aceptan ASNEF
Ver
Préstamo para la reunificación de deudas sin hipoteca de Euroloan4.000 €
48 meses
  • Sin hipoteca
  • Agilidad en la concesión
  • No aceptan ASNEF
Ver
Préstamo para la reunificación de deudas sin hipoteca de Creditea5.000 €
36 meses
  • Sin hipoteca
  • Agilidad en la concesión
  • Sin nómina
  • No aceptan ASNEF
Ver
Préstamo para la reunificación de deudas sin hipoteca de Monedo Now5.000 €
36 meses
  • Sin hipoteca
  • Sin mandar documentación (Instantor)
  • Sin nómina
  • No importa ASNEF
Ver
Préstamo para la reunificación de deudas con hipoteca o aval (Persona física) de Moneymas8.000 €
60 meses
  • Con hipoteca o aval (Persona física)
  • Sin mandar documentación (Instantor)
  • Sin nómina
  • No importa ASNEF
Ver
Préstamo para la reunificación de deudas con el coche como aval de Gedescoche10.000 €
Pago mensual
  • Sin hipoteca (Coche como aval)
  • Sin nómina
  • No importa ASNEF
Ver
Préstamo para la reunificación de deudas sin hipoteca de Younited Credit40.000 €
72 meses
  • Sin hipoteca
  • Sin nómina
  • No aceptan ASNEF
Ver
Préstamo para la reunificación de deudas sin hipoteca de Kreditiweb50.000 €
84 meses
  • Sin hipoteca
  • No aceptan ASNEF
Ver
Préstamo para la reunificación de deudas con hipoteca o aval (Vivienda) de PideTuCredito100.000 €
10 años
  • Con hipoteca o aval (Vivienda)
  • Sin nómina
  • No importa ASNEF
Ver
Préstamo para la reunificación de deudas con hipoteca o aval (Inmuebles y vehículos) de Sofkredit60% del valor total de la vivienda
20 años
  • Con hipoteca o aval (Inmuebles y vehículos)
  • Sin nómina
  • No importa ASNEF
Ver

Si quieres conocer la oferta más actual de préstamos para refinanciar nuestras deudas consulta nuestro listado

¿En qué se basa la reunificación de deudas?

Una reunificación de deudas puede hacerse en base a un préstamo hipotecario existente, o contratación de uno nuevo que sirva para agrupar el pago de la suma de todas nuestras deudas, sin importar el tipo de deuda del que se trate, que pertenezcan a entidades diferentes, o su tipo de interés.

A continuación te mostramos una tabla que recoge el ejemplo de un caso real que unifica todas sus deudas en una única cuota. En este ejemplo, podemos comprobar de manera visual en qué consiste una reagrupación de deuda, y como la situación económica del solicitante mejora al conseguir reducir sus pagos mensuales en un solo pago de menos cantidad.

Ejemplo de reunificación de Deudas
DeudasCantidad pendientePlazoInterésCuota mensualTotal a abonar
Hipoteca 80.000€ 20 años 3,2% 452€ 108.415€
Préstamo coche 10.000€ 5 años 7,95% 222€ 13.332€
Préstamo personal 5.000€ 4 años 8,75% 103€ 6.500€
Tarjetas 7.000€   22% 230€ 10.350€
Total deuda 10.2000€     1007€ 138.597€
Reunificación 114.000€ 30 años 4% 544€ 195.930€

Como comprobamos, la contratación de una reunificación de deudas nos permite que dejemos de pagar todas las cuotas asociadas a los préstamos que tenemos pendientes, y pasemos a pagar una única cuota más baja, referida al nuevo crédito que agrupa todos los anteriores.

Aunque asumir una reunificación de deudas suponga una reducción considerable en la cuota única que comenzaremos a pagar mensualmente, no debemos olvidar que esta operación conlleva en la mayoría de los casos un importante incremento del plazo de amortización.

Es decir, tras una reunificación pasamos a pagar una única cuota más baja pero durante más tiempo.

¿Qué tipos de reunificación de deudas existen?

Existen dos tipos de reunificación de deudas: reunificación de deudas con hipoteca y reunificación de deudas sin hipoteca.

La reunificación de deudas con hipoteca consiste en contar con un préstamo hipotecario que unifique todos nuestros pagos. En este sentido podemos ampliar la hipoteca que tenemos, o cancelar el préstamo hipotecario anterior, y proceder a una nueva contratación de hipoteca.

En este caso hablamos de una reducción de la cuota mensual considerable con un plazo de amortización de entre 30 y 35 años, con un tipo de interés más bajo que si de un préstamo personal se tratase.

La reunificación de deudas sin hipoteca consiste en contratar un préstamo sin garantías. Es el caso más habitual cuando no tenemos una vivienda en propiedad.

En este caso la reducción de la cuota mensual es menos significativa que en el caso de la reunificación de deudas con hipoteca. Así mismo el plazo de amortización también es inferior.

¿Cómo agrupar nuestras deudas en una sola cuota mensual?

Gráfico de la reunificación de deudas

Una vez tengamos claro que deseamos realizar la unificación de nuestras deudas en un único préstamo, deberemos considerar todas las opciones a nuestro alcance y comparar las distintas condiciones de financiación tanto de entidades bancarias como de las empresas mediadoras dedicadas a este tipo de trabajos.

El proceso de reunificación de deudas se inicia con la cancelación de todos nuestros préstamos, para después proceder a su reunificación en una nueva hipoteca con nuevas condiciones de financiación.

Las empresas mediadoras dedicadas a la agrupación de préstamos y entidades bancarias tienen en cuenta los siguientes aspectos para llevar a cabo un análisis previo a la reunificación:

  • Tipos de deudas contraídas.
  • Tipos de intereses asociados a los préstamos pendientes.
  • Plazo de amortización de los préstamos pendientes.

El nuevo préstamo o hipoteca que unifique todos nuestros gastos tendrá que mejorar nuestra situación económica.

¿Es mejor pedir la reunificación a un banco o a un prestamista privado?

  • Los bancos suelen ser el medio más fiable para solicitar una reunificación pero no es nada fácil conseguir que nos lo concedan, va a depender mucho de los tipos de deuda, del importe total y de la situación laboral y financiera que tengamos y si además figuramos en Asnef todavía se complica más.
  • Contratar un intermediario para que negocie por nosotros aunque hay que tener en cuenta que las comisiones que nos van a cobrar van a ir incluidas en nuestro préstamo y aumentarán nuestra deuda. 
  • Acudir a un prestamista privado suele ser la última opción y para ello es conveniente que estemos bien asesorados porque aunque pueden ser más flexibles en la concesión las consecuencias de no poder hacer frente a la deuda contraída pueden ser peores.

En cualquiera de los casos es conveniente informarse bien y recibir asesoramiento legal y sobre todo en caso de contratar un intermediario o prestamista privado confirmar que la empresa en la que solicitemos la reunificación aparece incluida en el registro de intermediarios financieros

 

Reunificación de deudas con y sin hipoteca

El Real Decreto 106/2011, de 28 de enero, por el que se crea y regula el Registro Estatal de empresas y la Ley 2/2009, de 31 de marzo que regula la contratación con los consumidores de préstamos o créditos hipotecarios y de servicios de intermediación para la celebración de contratos de préstamo o créditos se pueden consultar en el BOE.

¿En qué puede beneficiarnos reunificar nuestras deudas?

La principal ventaja que tiene la reunificación de deudas, es la supresión del pago de todos los préstamos pendientes en uno solo.

De este modo, si antes afrontabamos varios préstamos al mes, después de la reunificación de deudas, pasaremos a pagar una única cuota mensual, por lo general de menos importe.Lo que a todos los efectos, supone un desahogo mensual de los gastos.

A modo de resumen destacamos las siguientes ventajas de reunificar nuestras deudas:

  • Pasamos de pagar varias cuotas mensuales a pagar una sola cuota al mes.
  • El importe de la nueva cuota es inferior a la suma de las cuotas que pagábamos.
  • Cuando aportamos garantía hipotecaria obtenemos un tipo de interés inferior al de los préstamos personales.
  • Podemos elegir el plazo de amortización.
  • Aceptan a clientes en ASNEF y RAI.

También existen algunas desventajas que convendría valorar antes de tomar ninguna decisión:

  • Comisiones extras por cancelación anticipada o constitución
  • Pagamos más intereses por amortización
  • Riesgo de perder el inmueble que nos avala

¿Qué gastos lleva asociados una reunificación de deudas?

Gastos de la reunificación de deudas

Aunque los gastos asociados a una reunificación de deudas varían en función al tipo de reunificación del que se trate, la unificación de deudas conlleva un importante coste asociado que debemos tener en cuenta antes de su contratación.

La reunificación de deuda conlleva una serie de costes asociados: gastos de gestión, honorarios del intermediario e intereses a largo plazo.

Cuando la reunificación de deudas consiste en la contratación o ampliación de una hipoteca, los gastos básicos a los que tenemos que hacer frente pasan por:

  • Tasación de nuestra vivienda.
  • Gastos de cancelación del préstamo hipotecario vigente: entre el 0,50% para los cinco primeros años, y el 0,25% para el resto de años.
  • Comisiones de cancelación de los créditos pendientes.
  • Comisión de apertura de la nueva hipoteca contratada que unificará todos los pagos: entre un 0% y 1%.
  • Comisión de intermediarios financieros: a partir de un 3%.
  • Gastos de notaria, impuestos de actos jurídicos y demás gastos administrativos propios de la gestión: en torno a los 1.000 euros para hipotecas de unos 150.000 euros.
  • IAJD (Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados): aunque el coste de este impuesto depende de la Comunidad Autónoma en la que vivimos, su importe suele superar los 1.000 euros.

En el caso de que recurrir a una reunificación de deudas sin garantías o sin hipoteca, el único gasto que tendremos que asumir será la comisión de apertura del nuevo préstamo contratado para unificar los préstamos que tengamos pendientes.En el caso de querer llevar a cabo una posible amortización del préstamo, o cancelación anticipada, también tendríamos que asumir el pago de las comisiones oportunas en cada caso.

Hay que tener en cuenta que para poder pagar una cuota más baja, se recurre a una ampliación del plazo de amortización del préstamo, lo que supone un elevado coste de los intereses a largo plazo.

Debemos tener en cuenta que los gastos a los que nos referimos son aproximados y siempre a título orientativo, pudiendo sufrir modificaciones dependiendo de cuál sea nuestro tipo de hipoteca, o aspectos como la política interna de la entidad bancaria con la que negociemos.

Gastos que debemos valorar al tramitar una reunificación de deudas:

  • Comisión de la entidad que gestione la reunificación de deudas: normalmente estas entidades negocian un 2% sobre el total de la operación.
  • Comisión de formalización del contrato: el coste de esta comisión podría alcanzar un 1% o 3% que podrían suponer en torno a unos 3.000 euros.
  • Comisión por cancelación anticipada o modificación de la hipoteca: el porcentaje variará de 0,50% a 0,25%.
  • Comisión por cancelación anticipada de otros préstamos: esta comisión podría suponer en torno a un 1% si queda menos de un año para su amortización o un 0,50%.
  • Otras comisiones vinculadas: comisión de estudio del nuevo contrato, gastos de tasación del bien inmueble hipotecado, gastos de notario y gestoria, gastos de nuevo registro, impuestos sobre Actos Jurídicos Documentados AJD y la contratación de algún tipo de seguro, de hogar o de vida.

¿Debo contratar un seguro de protección de pagos al hacer una reunificación de deudas?

Cuando contratamos un préstamo hipotecario, no son pocas las ocasiones en las que los bancos nos presentan la obligación de suscribir algún tipo de seguro (de vida, accidentes u hogar) sin ofrecernos demasiada información acerca de cuáles son sus condiciones y cobertura de protección.

En el caso de la reunificación de deudas, las entidades bancarias recurren al seguro de protección de pagos, con el que se aseguran el pago de las cuotas en casos de excepcionalidad como incapacidad laboral, desempleo, enfermedades o incluso, fallecimiento.

El principal problema al que nos enfrentamos cuando hacemos uso de los seguros contratados en entidades bancarias, suele ser que nuestras coberturas no coinciden con lo que necesitamos. Por ello, se recomienda que no nos dejemos llevar por los bancos y firmemos contratos de seguros vinculados sin asesorarnos de nuestros derechos.

Es importante que la decisión que tomemos sea meditada sin presiones. Habrá casos en los qué el seguro de protección de pagos compense y otros en los que no, dependiendo de lo que necesitamos y nos pueda interesar proteger a futuro. Sea como sea, no debemos firmar ningún tipo de contrato, sin antes leer y prestar atención a las coberturas que nos prestan, para asegurarnos de que el seguro que suscribimos es lo que queremos.

Podemos encontrar más información sobre el Seguro de protección de pagos de los préstamos en nuestro Blog.

¿Puedo solicitar una reunificación de mis deudas si estoy en ASNEF?

Si. En la actualidad, la amplia oferta de compañías especializadas en la gestión de reunificación de deuda a clientes con ASNEF, posibilita conseguir una reunificación de nuestras deudas incluso cuando contamos con un mal historial de crédito.En estos casos, parte de la operación consistirá en la cancelación de la deuda o deudas, motivo de nuestra inclusión en ASNEF.

Por lo tanto, estar en Asnef no impide que podamos conseguir la reunificación de nuestras deudas, aunque debemos tener en cuenta qué las entidades bancarias tradicionales posiblemente rechacen nuestra solicitud, y qué por ello tengamos que asumir un elevado coste en cualquiera de las compañías intermediarias del sector.

Podremos encontrar las principales empresas de reagrupación de deudas a las que recurrir cuando estamos en Asnef a través de nuestro listado de entidades de reunificación de deuda que aceptan Asnef.

¿Es posible solicitar un préstamo asociado a la reunificación de deudas?

Préstamo asociado a la reunificación de deudas

Cuando realizamos una reunificación de nuestras deudas contratamos un nuevo crédito que asume el pago de todos nuestros préstamos pendientes que pasan a ser cancelados.

En el caso de necesitar recurrir a un préstamo adicional cuando pedimos una reunificación de nuestras deudas, existe la posibilidad de solicitar un crédito de mayor importe con el que conseguir un extra de liquidez.

En cualquier caso, la posibilidad de acceso a esta opción dependerá de cuál sea nuestra situación financiera, así como de la política interna de riesgos de cada banco o compañía intermediaria a la que acudamos.

¿En qué casos recurrir a una reunificación de deudas es la mejor opción?

Antes de solicitar una reunificación de deudas debemos valorar los pros y contras de esta operación para analizar con perspectiva si es lo que más nos conviene.

No olvides que...

El trámite de formalización para conseguir una reunificación de deudas puede tardar entre 1 y 2 meses.

Es por esto que la reunificación de deudas no se utilice como opción para conseguir dinero con urgencia, sino que se trata de una alternativa para mejorar nuestra situación financiera cuando apenas tenemos margen entre el pago de nuestras deudas y nuestros ingresos.

También debemos conocer que con la contratación de una reunificación de deudas asumimos el coste de los intereses ligados a la ampliación del nuevo plazo de amortización. Por ello, conviene que contemos con el asesoramiento de un experto independiente que nos aconseje sobre el estado de nuestra situación, pudiéndonos guiar en la toma de decisión más acertada en cada caso.

Alternativas a las que podemos recurrir cuando no conseguimos reunificar nuestras deudas

Cuando no podemos o no queremos recurrir a una reunificación de nuestras deudas, estas son algunas de las alternativas a seguir para mejorar nuestra situación económica.

  • Solicitud de un periodo de carencia: al contratar un periodo de carencia dejamos de amortizar el capital del préstamo durante un tiempo determinado. Esta alternativa solo se aconseja en situaciones de dificultad económica por problemas de líquidez.
  • Intentar mejorar las condiciones de financiación de nuestras deudas: negociar con nuestra entidad bancaria u otras financieras para conseguir las condiciones que más nos favorezcan. Podremos valorar la opción de cambiar de banco.
  • Ampliación del plazo del préstamo: con esta alternativa podremos alargar el plazo del que disponemos para devolver el crédito. Esta posibilidad conlleva una reducción de nuestra cuota mensual y también un aumento del coste de los intereses.
  • Amortizar parte de la deuda: si tuviéramos dinero ahorrado y nos interesase hacer una amortización de nuestra deuda, podríamos reducir nuestro nivel de endeudamiento. Esta opción es relevante sobre todo cuando la comisión por amortización anticipada no existe o sea muy pequeña.
  • Preparar un presupuesto familiar: un presupuesto familiar podrá ser utilizado como una herramienta de gestión para organizar la distribución de nuestros gastos e ingresos. Su principal objetivo será que podamos ahorrar al menos un 10% de nuestros ingresos, para intentar cancelar en la medida de lo posible parte de nuestras deudas.

Nuestra prioridad deberá ser la de cancelar todas las deudas que tengamos pendientes lo antes posible.

En el caso de que seamos conscientes de que afrontar el pago de nuestras deudas es imposible existe la posibilidad de acogerse a la Ley 25/2015, de 28 de julio de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social, conocida como Ley de Segunda Oportunidad, a través de la cual podremos solicitar la liberación o cancelación de nuestras deudas.

Reunificación de deudas con y sin hipoteca

¿Te ha resultado útil esta información?  Pulsa en las estrellas para valorar
Ferratum.es Quebueno.es

Nuevo comentario

Utiliza este formulario para enviarnos tus comentarios o darnos tu opinión.


He leído y acepto la Política de privacidad.

*Los comentarios y opiniones no son aprobados automáticamente y pasan por un proceso de revisión para garantizar la calidad de esta web.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable ALL UP SOLUCIONES S.L.
Finalidad Atender su solicitud o consulta
Legitimación Consentimiento, ejecución de condiciones de uso
Destinatarios Proveedores de servicios de hosting
Derechos Acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición al tratamiento y portabilidad
Información adicional Puede consultar información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad y en nuestras Condiciones de Uso

Financiación a través de préstamos online

Créditos rápidos La mejor información que podemos encontrar en internet sobre los préstamos rápidos online y las entidades que los conceden.
Préstamos personales Listado completo y actualizado de préstamos personales online de hasta 40.000 euros con cuotas fléxibles y sin cambiar de banco.
Préstamos sin nómina Créditos rápidos online en los que no nos van a exigir disponer de una nómina como requisito indispensable para la aprobación.
Préstamos sin aval Préstamos rápidos personales que no requieren de ningún tipo de propiedad (vivienda, coche, local,...etc.) como aval.
Créditos sin intereses Recopilación actualizada de todos los préstamos online sin intereses ni comisiones que obtendremos gratis y al 0% de interés.
Créditos sin papeles Préstamos rápidos sin papeleos con tramitación 100% online y en los que nos van a pedir excasos requisitos y la mínima documentación.
Tarjetas de fácil aprobación Selección de tarjetas de crédito fáciles de conseguir con contratación online y sin la necesidad de cambiar de banco.
Préstamos para empresas Préstamos online y otras fórmulas de financiación para empresas y autónomos como las líneas de crédito y el descuento de pagarés.
Préstamos con ASNEF Valiosa lista de créditos urgentes que aceptan ASNEF indicados para solucionar situaciones difíciles dispongamos, o no, de una nómina.
Créditos urgentes Créditos online con respuesta inmediata que nos permitirán obtener dinero con muy pocos requisitos y prácticamente en el acto.
Reunificación de deudas La unificación de múltiples préstamos en uno solo nos permite refinanciar las deudas pendientes y reducir nuestro pago mensual.
Empeño de coches Obtendremos crédito con el coche como garantía o aval y seguiremos conduciendo nuestro vehículo mientras disfrutamos del dinero.